> Miguel Garví, escritor

domingo, 15 de julio de 2018

PIMIENTA EN LA SANGRE

Nueva cubierta del libro

Queridos amigos y seguidores, quiero anunciaros que desde hoy está disponible una nueva versión de la novela PIMIENTA EN LA SANGRE. 

Esta obra que se publicó en el año 2015, apenas se publicitó y quedó de alguna manera aparcada. La novela ha sido corregida y mejorada, tanto en su interior como en su exterior. Cambia la tipografía, que hace que su lectura sea mucho más cómoda. En su exterior cambia la cubierta y la contracubierta, así como el tamaño del libro. Y lo que también es importante, baja su precio.

Aprovecho para comunicaros que hay una sorpresa para el mes de octubre, con esta novela. Pero todo está un poco en el aire y hasta que no sea definitivo no quiero anunciarlo. Seguro que os gustará y sobre todo a mí me hace mucha ilusión.

Os dejo los enlaces por si estáis interesados en ella. No os lo toméis como un compromiso.





Y como final, un comentario de una página sobre libros: La isla de las mil palabras: Un libro bien escrito, con una buena historia emplazada en la posguerra civil, los maquis y su vida en la sierra que está muy bien recreada. Hay buenos y malos, y un sentido de la justicia que no pertenece a ninguno de los bandos.
La recomiendo




martes, 3 de julio de 2018

LOS CAÑONES DE CHINCHILLA

Acabo de leer en el Facebook y dentro de la cuenta del Ayuntamiento de Chinchilla, que por fin, dos de los cuatro cañones con que estaba artillado el castillo de Chinchilla, han sido traslados a Chinchilla y guardados en el edificio del Pósito Municipal, lugar que se convertirá en breve en el centro de interpretación del Castillo.
Durante la fase de documentación para escribir el libro CHINCHILLA Y SU PENAL, pude localizar estas piezas. Os dejo un extracto del citado libro donde se habla de este asunto: 
En un determinado momento se comentó, que, el castillo fue un destacamento militar  y que durante la Guerra de la Independencia, fue sitiado por las tropas napoleónicas que exigieron su rendición incondicional. Parece ser que hubo un mal entendido y al final se optó por rendir la fortaleza, pero siendo un día con niebla las tropas asaltantes no vieron la bandera blanca que ondeaba en lo alto de la torre del homenaje y procedieron  al asalto del castillo. Una vez en su poder y como represalia por los perjuicios ocasionados, volaron la torre del homenaje y clavaron y rompieron los brazos de los cañones con que estaba artillado el castillo, arrojando los cuatro cañones al foso. Allí estuvieron muchos años sepultados entre escombros, maleza y basuras, hasta el año 2009 que se procedió a la limpieza y desescombro del foso saliendo a la luz los cañones. Siempre se ha hablado que fueron dos, precisamente esos que están situados en los bajos del Ayuntamiento, en la plaza de Chinchilla. De los otros dos no había conseguido encontrar rastro alguno, hasta ser descubiertos de forma fortuita, allí arrumbados en la entrada del Museo Arqueológico Provincial de Albacete. Se encunetran en un estado lamentabilísmo de conservación, cubiertos de herrumbre y excrementos de pájaros y palomas, sobre unas maderas y junto al césped, lo que, además, les proporciona una humedad innecesaria para este tipo de piezas. En manifestaciones de Dña. Rubí Sanz, directora del Museo Arqueológico Provincial de Albacete,en virtud de la normativa vigente, los citados cañones que fueron recuperados por las excavaciones que con motivo de la limpieza del foso del Castillo, se encuentran en calidad de depósito a la espera de que el Ayuntamiento de Chinchilla decida qué hacer con ellos.Y como una imagen vale más que cien palabras, ahí están esas dos imágenes.




Mi más cordial felicitación al ayuntamiento de Chinchilla y en concreto a su concejal de cultura, D. Miguel Angel Sánchez Navalón, que sé de sus gestiones y que han culminado con el traslado de estas magníficas piezas.

domingo, 1 de julio de 2018

PASTRANA, en el nombre de la guerra sucia

Los autores del libro, Manuel Pastrana a la derecha y Joaquín Vidal a la izquieda

Los autores: Manuel Pastrana Griñán, subteniente de la Guardia Civil retirado. Ingresó en 1971 en la Guardia Civil y fue destinado como casi todos los componentes de las diferentes promociones al País Vasco, las provincias Vascongadas como se las llamaba entonces. Dedicó prácticamente toda su carrera a la lucha antiterrorista,  llegando a estar infiltrado en ETA durante dos largos años, hasta que fue descubierto y se le puso precio a su cabeza durante años. Este es su primer libro.

Joaquín Vidal Fernández de Castro, es periodista que ha trabajado en el diario YA, la revista INTERVIU, corresponsal de guerra en varios de los conflictos armados de los últimos años. Fue director del diario ESTRELLA DIGITAL y actualmente dirige el periodico económico MERCA2. 

Reseña del editor: Me llamo Manuel Pastrana y soy subteniente de la Guardia Civil. He estado infiltrado en ETA dos años y he sido el tipo que más información ha manejado sobre la organización. He mandado en el GAL y participado en el 23-F, entre otras muchas misiones del servicio. Me han disparado y he disparado, pero no he matado. Sí he prendido fuego, preparado bombas, huido, engañado y manejado mucho dinero. He decidido contar las cosas hoy, cuando la memoria sigue siendo mía». Un guardia civil que casi nunca ha llevado uniforme, con melena hasta los hombros y pantalones vaqueros de campana. Quien a los diez años tenía que cuidar de los cerdos de su casa y a los doce era peón de albañil, recibió el destino en un puesto de «castigo» en el sitio más peligroso del País Vasco en los años de plomo, como quien recibe un premio. Y así empezó todo. A partir de ahí, vivió duros años infiltrado en ETA, en una guerra sucia que libró porque «alguien tenía que hacerlo». Guardó kilos de goma-2 en su domicilio; fue amigo de Paesa, con quien había participado en Sokoa; testigo de la huida de Luis Roldán; compañero de Tejero cuando el 23-F; controló tres grupos del GAL en diferentes etapas… Las memorias de una vida que, por momentos, parece una fantasía. Aunque la mayor parte de ella ha estado en el ojo del huracán.



Cubierta del libro
Datos técnicos:
- Título: Pastrana en el nombre de la guerra sucia
- Autores: Manuel Pastrana y Joaquín Vidal
- Editorial: La esfera de los libros
- Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
- Nº de páginas: 298
- ISBN: 978-84-9164-342-5
- Precio: 20,90 €



Impresiones: Cuando uno coge el libro por primera vez con sus manos tiene la misma sensación que los que cogen una pistola, ¡cuanto pesa! No es que el libro pese, es que notas que algo importante contiene. 
Para todos los que somos amantes de la historia reciente de España, donde siguen existiendo más sombras que luces, este libro aporta ya, detalles concretos de esa historia, cuando hace semanas escasas que ETA proclamaba su disolución definitiva.
El libro tiene, para mi, una extraña estructura. La obra nace de las conversaciones que mantienen Manuel y Joaquín, siendo este último quien da forma literaria al relato de la vida de Manuel, desde que sale de la academia de la Guardia Civil en Aranjuez y es destinado al puesto de "castigo" de Puntxas, en el extremo norte del norte de España, como dice el autor. No es una biografía, ni una autobiografía, ni tan siquiera una transcripción de preguntas y respuestas. Decía, que me ha llamado la atención ese continente, pero me ha entusiasmado el contenido, por leer la historia, de primera mano, de estos sucesos tan recientes en España y que causaron tantísimo dolor, con heridas que no es que no han cicatrizado, es que están por cerrar, siendo esta, una de las verdades que contribuirá a mejorar estas heridas psicológicas, pues las físicas, quizás, solo las cierre la muerte.
Hay obras literarias que quizás admitan contar párrafos sin desvelar el final del libro. En este caso quiero dejar intacto su denso contenido para que el lector se empape de las vivencias de este guardia civil, nacido en Robledo, un pueblo de la provincia de Albacete y al que conocí siendo Él un chaval y yo un niño. Han tenido que pasar más de 40 años para reencontrarnos y precisamente en la presentación de este libro el día 22 de junio pasado.

Conclusión final: Recomiendo encarecidamente la lectura de esta obra a aquellos interesados, como decía al principio, en la historia de los últimos 50 años de España. Aporta ya la primera luz para comprender muchas de las cosas sucedidas, con sus nombres y apellidos, más aquellos que por motivos de seguridad no pueden ser, de momento, revelados. 
En 298 páginas es muy difícil contar la vida de Manuel Pastrana, ha sido demasiado densa y espero y confío que vendrá otro u otros libros, más pausados y llegando más a las entrañas de lo que nos ha contado Manolo, como siempre le conocí.

El autor de la reseña junto a Manuel Pastrana firmando un ejemplar



viernes, 22 de junio de 2018

PRESENTACIÓN LIBRO

Esta tarde ha tenido lugar la presentación del libro Pastrana, en el nombre de la guerra sucia, del que es autor Manuel Pastrana Griñan, nacido en Robledo (Albacete), en colaboración con el periodista Joaquin Vidal Fernández de Castro. 
Manuel Pastrana y Joaquin Vidal, los autores del libro.

Ha sido un acto breve pero cercano con el público que ha asistido a él. Es necesario decir, pues la mayoría de los albaceteños no saben quién es Manolo Pastrana, que nuestro paisano ha sido uno de los guardias civiles que más han luchado contra ETA, llegando a estar infiltrado en la organización durante dos largos años.

Quiero leer el libro con calma y luego os dejaré un amplio comentario sobre esta obra, que seguro no defraudará.


jueves, 10 de mayo de 2018

UN PROYECTO SOLIDARIO

Mis queridos amigos y lectores; quiero daros las gracias por haber, prácticamente, agotado la segunda edición de mi libro Chinchilla y su penal. Gracias a todos los que lo habéis comprado y también a todos aquellos que estáis utilizando el servicio de préstamo de la red de bibliotecas municipales de Albacete, hay suficientes ejemplares para que no tengáis que esperar.

Una vez comentado esto, cerramos el proyecto de este libro que tantas satisfacciones me ha dado y comenzamos un nuevo proyecto.
Como menciono en el título de esta entrada, Proyecto solidario, es un asunto al que llevo dedicando tiempo para sacarlo adelante. Aunque no está excesivamente avanzado, sí, estoy en disposición de adelantar algún detalle. El objeto, y no es lo más importante, es la publicación de mi novela, Tranvía 71, el viaje final. Una obra de corte existencialista que escribí hace un par de años.
Si yo os preguntase en este momento, ¿Para qué sirve la vista? Sin duda todos contestaríais, pues para ver, ¡vaya tontería! Y si pregunto ¿Sirve para algo más? Seguro que muchos contestaríais que si.  Pero para aquellos que como en las encuestas dicen "no sabe, no contesta" os diré que los humanos tenemos cinco sentidos: el olfato, el oído, el gusto, el tacto y la vista. Cuando una persona pierde el olfato, es un fastidio no poder detectar los olores, incluso los peligrosos. Si perdemos el oído, estamos limitados, pero podemos hacer una vida casi normal. Sin gusto no podemos saborear la comida, y nos entorpecerá un poco la vida. Si no tenemos tacto, estaremos un poco impedidos, también podremos tener una existencia llevadera. Pero, ¡ay! si perdemos la vista. Como nos cambia la vida. Está claro que podemos seguir viviendo siendo ciegos, pero es muy limitante. Además la vista puede suplir en parte a otros sentidos, como por ejemplo el oído, vemos el lenguaje de signos. Se puede suplir el tacto, viendo objetos puntiagudos, cortantes. Hasta incluso el gusto, si antes lo tuvimos, vemos las cosas y sabemos como era su sabor.
También me diréis que a la vista le pueden ayudar otros sentidos, y es cierto, pero como decía antes y, al menos, a mi me lo parece, es muy limitante y tremendamente fustrante no poder ver.

Pues este es el proyecto solidario en el que quiero colaborar en la medida de mis posibilidades, a que las personas no pierdan la vista, e incluso, alguna la recupere.

Ya no os canso más. Conforme el proyecto avance, os iré contando más cosas.


viernes, 4 de mayo de 2018

PEÑASCOSA (COMO UN SUEÑO)

Ayer fue uno de esos días para recordar y sentirse feliz. Mi amigo y compañero de fatigas en la escritura, Ramón Segura, me regaló su último libro, con su correspondiente y entrañable dedicatoria, Peñascosa (como un sueño).
Se trata de un poemario y 14 relatos cortos, casi todos ambientados en su pueblo, que como ya habréis adivinado se trata de Peñascosa, un pueblecito enclavado en la sierra de Albacete y que merece la pena visitar.
Abre el libro a modo de proemio, Celso Peyroux, con un escrito titulado "Corona de la sierra", y le sigue un poema titulado "Peñascosa" Unos versos llenos de ternura, sencillez y excelente lectura, como el resto de los poemas que se incluyen en el libro.


Es cierto que Ramón es un buen amigo, pero quiero recomendar la lectura tranquila y pausada de esta obra. Estoy seguro que os gustará. El libro, además, tiene una magnífica presentación por parte de la editorial UNO EDITORIAL y la foto de portada, que os dejo, una puesta de sol de una calle de Peñascosa con la plaza  y la torre de la iglesia al fondo.


jueves, 26 de abril de 2018

STOP CEGUERA


De nuevo me pongo en contacto con los seguidores de este blog, no para anunciaros algo relacionado con mis publicaciones. 
Esta entrada es mucho más importante. Quiero daros a conocer, a los que no la conocéis, una ONG de Albacete que se dedica, en la medida de sus posiblidades, a devolver la vista a personas, seres humanos como nosotros, pero que no han tenido la suerte de nacer en el "mundo occidental", viven en los países llamados subdesarrollados, y es precisamente hasta allí donde llegan las mujeres y hombres que componen el equipo médico de esta Organización. No solamente hacen las intervenciones que pueden, sino que, y fijaos en lo que os voy a contar, enfermedades que aquí casi no tienen importancia, y que con un tratamiento más o menos caro, o más o menos barato, nos salvan de la ceguera. Pero en aquellos países, si no fuese por esta ONG muchas personas estarían condenadas a la ceguera. Han devuelto la vista a más de 3.500 seres humanos. 
Pensad por un momento como cambiaría vuestras vidas si mañana os quedáis ciegos. Angustia, verdad.

Termino dejando un enlace para que veáis, un poco más extenso, lo que están haciendo. Y para ello precisan de nuestra colaboración, en esta ocasión asistiendo a una representación teatral en Albacete con el gran Juanma Cifuentes y Victor Perona.